Envio GRATIS a todo MÉXICO en la compra de cualquier JERSEY

Semifinales Ida - Cruz Azul 4 - 0 Pumas

Con una espectacular actuación La Máquina Celeste de la Cruz Azul le paso por encima a los Pumas y terminó arrollándolos en una noche redonda sobre el césped del Estadio Azteca.

No se habían cumplido ni los 2 minutos de juego cuando, en un tiro de esquina rechazado por la defensa puma, el balón es rematado nuevamente por un jugador celeste, cayéndole al "Piojo" Alvarado que, después de matarla con el pecho, la manda a guardar para decretar el 1-0.

Al minuto 7, Rafa Baca se encuentra un rechace fuera del área y le mete un verdadero fierrazo al angulo superior derecho que resulta imposible de atajar. 2-0 con un poema de gol de Baca, uno de los goles más bellos de su carrera sin lugar a dudas.

Transcurría el minuto 12 y Orbelin recupera un balón por la banda izquierda, alza la vista y centra para Alvarado quien de cabeza la baja para la entrada de Luis Romo que la prende de primera para mandarla al fondo de las redes. 3-0 y no iban ni 15 minutos.

Cruz Azul siguió como dueño absoluto de las acciones durante el resto de la primera mitad, aunque bajando un poco las revoluciones, siendo lo más relevante la lesión sufrida por Adrian Alderete quien tuvo que ser sustituido por el "Shaggy" Martínez al minuto 20.

Para la segunda mitad los Pumas intentan ser un poco más ofensivos con los ingresos de Saucedo e Iturbe por Mozo y Weller y prácticamente de inmediato, al 46', logran crear su primera jugada de peligro con un disparo de Mayorga que ataja Jesús Corona.

Al 56' Siboldi decide congelar el partido e ingresa a Yotún por Orbelin, con lo que baja a Rivero como lateral derecho para formar una línea de 5.

Al 64' parecía caer el 4to de la Máquina con otro gol del "Piojo" que termina siendo anulado por fuera de lugar del mismo Alvarado señalado por el VAR.

Inmediatamente después se da otra jugada de VAR, cuando Pablo Aguilar, después de rechazar el balón con la cabeza termina tocándolo con la mano y es sujeta a revisión del arbitro, quien determina que no había intención, como claramente se podía apreciar desde el primer instante.

En el tiempo agregado, donde 8 minutos parecían bastante exagerados, Cruz Azul termina de redondear la obra cuando en un contragolpe ejecutado de forma magistral, Santiago Gimenez filtra un balón por el centro a un Luis Romo, que solo frente al portero, termina venciéndolo para decretar el marcador final y su segunda anotación del partido.

Una actuación que hace ilusionar a toda la afición celeste y coloca al equipo prácticamente con dos pies dentro de la gran final y una oportunidad inmejorable de alcanzar la tan ansiada novena.

 

 

Dejar un comentario

Enviós a todo México y USA
Rápidez en las entregas
Calidad 100% original
Satisfacción garantizada