Envio GRATIS a todo MÉXICO en la compra de cualquier JERSEY

Semifinales Vuelta - Pumas 4 - 0 Cruz Azul

Una de las noches más obscuras en la historia celeste se vivió el pasado domingo en la cancha del Estadio Olímpico Universitario. 

Todo comenzó de forma por demás rara al anunciarse que Jesús Corona no estaría ni en la banca y su lugar en el 11 titular sería ocupado por Sebastian Jurado, quien había tenido nula participación a lo largo del torneo Guardianes 2020.

El equipo de la máquina salio por demás precavido con un 5-4-1 con Rivero y "Shaggy" como carrileros, metiendo a Escobar como un tercer central.  Por su parte los del Pedregal mandaron de inicio a Iniestra, López e Iturbe en lugar de Gutíerrez, Lira y Waller.

Los Pumas iniciaron a gestar el milagro de inmediato con un gol de Dinenno al minuto 3´. Después vino un poco de calma para los celestes , quienes tuvieron el partido controlado hasta el minuto 36 donde cayó la segunda anotación de la noche nuevamente en los pies de Dinenno. De inmediato se vino la noche al minuto 40 con el 3-0 de Carlos González quien venció a Jurado con un disparo cruzado.

Inexplicablemente la reacción de Cruz Azul nunca llegó, el equipo necesitaba únicamente de un gol para obligar a los Pumas a tener que meter otros 3 (6 en total).  Toda la afición esperábamos los ajustes de Robert Dante Siboldi al mediotiempo y volver a ver esa "Máquina Celeste" que atacará y consiguiera el ansiado gol que matará la serie pero eso no sucedió.

El partido poco a poco fue llevado al terreno que los universitarios querían, con un Cruz Azul cada vez más replegado (Yotún ingreso por el "Piojo") y un Pumas que esperaba los minutos finales para dar la estocada final.

Todos sabíamos lo que venía.... todos menos Siboldi. A dos minutos del final vino un centro al área que el "Cata" Domínguez deja pasar y cae a los pies de un Vigón completamente solo ante la reacción por demás lenta de Pablo Aguilar. Juan Pablo no se lo piensa dos veces y se pone "nervioso" dando un pase al fondo de las redes que Jurado no puede detener.

Impotencia total para una afición celeste que sentíamos que este año era el bueno y que una vez más nos quedamos con las ganas, no solo de ver al equipo levantar la Copa, sino de ver a jugadores y cuerpo técnico que dieran todo en la cancha y no se murieran del miedo a la primera adversidad. ¡Lamentable!

Dejar un comentario

Enviós a todo México y USA
Rápidez en las entregas
Calidad 100% original
Satisfacción garantizada