Envio GRATIS a todo MÉXICO en la compra de cualquier JERSEY

Aquel gol de Lupillo

Eran los Cuartos de Final de la temporada 94-95, mi primera temporada acudiendo al estadio (desde entonces no paré) lleno de devoción por aquel equipo de Luis Fernando Tena que metía 70 u 80 mil aficionados en un partido cualquiera en el estadio Azteca.

Me sabia aquella alineación de memoria: Norberto Scoponni, Lupillo Castañeda, Juan Reynoso, José Luis Sixtos, Antonio Taboada, Héctor Islas, Luis Carlos de Oliveira Pintado, Agustín Morales, Octavio Mora, Julio Zamora y el grandote de Cerro Azul, Carlos Hermosillo.

En los Cuartos de Final nos tocaba pasar por una aduana por demás difícil, los Pumas de la UNAM, quienes entre sus filas contaban con el mejor portero mexicano de la historia: Jorge Campos.

El partido de ida en C.U. había terminado 1-0 en favor de los del Pedregal con anotación del "Chiquis" García quien le termina ganando un remate de cabeza a "Lupillo".

Para la vuelta acudí con fervor a la cancha del estadio Azteca esperando presenciar la remontada de esa poderosa máquina celeste pero la defensa de los Pumas se las arreglo para no dejar que nada entrará a su portería.

A dos minutos del final y con un Cruz Azul completamente volcado al frente, Juan Reynoso es derribado dentro del área por el "Iguala" Carreón y Arturo Brizio Carter marca penal.

El nerviosismo en la tribuna era por demás palpable y para mi buen amigo Mike y yo no era la excepción, teníamos las manos llenas de sudor. Julio Zamora era el encargado de cobrar la pena máxima y recuerdo perfectamente el instante en que su disparo es detenido por Jorge Campos y me voy al suelo de la decepción. Instantes después escucho el rugir del estadio y me levanto atónito, no podía comprender lo que había pasado, la afición celeste festejaba llena de algarabía. Le pregunte a Mike que había pasado pero tampoco me supo decir, se había ido al suelo igual que yo.  Otros aficionados de Cruz Azul nos contaron como "Lupillo" Castañeda había contra-rematado el penal y empujado el balón al fondo de la portería por en medio de las piernas de Campos.

Un instante que como aficionado jamás olvidaré en mi vida. Un gol que brinque y festeje como pocos aunque con un poco de retraso.

 

Dejar un comentario

Enviós a todo México y USA
Rápidez en las entregas
Calidad 100% original
Satisfacción garantizada